Raras leyendas cortas La roca de la sabiduría

Una persona que se había obsesionado por encontrar la sabiduría, decidió que tendría que buscara, y tomo como base una leyenda corta, en la cual se hablaba del conocimiento total, al que la tuviera en sus manos.

Se puso a buscar por todos los medios, hasta que en una biblioteca antigua, encontró lo que parecía ser un mapa, con un camino difícil de recorrer, algo que tendría que hacer en soledad utilizando para ello, diferentes medios de transporte como lo es un globo aerostático, botes, caballos para poder llegar a su objetivo, que es un punto especifico de la selva amazónica de Brasil.

Muchas de sus amistades, le rogaron para que no siguiera esa loca aventura, por carecer de fuentes fidedignas, y por poner en riesgo la vida, en dicha travesía, tan solo para encontrar la roca de la sabiduría.

Llegar al destino, era todo lo que tenia en mente, con tal de alcanzar su sueño, sin hacer caso a todo lo que le decían, siguió el camino que venia en el mapa, empezando por el globo aerostático, pero al subir al bote, las cosas se pusieron difíciles, pues nunca calculo los rápidos que existen en el sitio y casi se ahoga.

Tiempo después llego a una poblacion en la que adquirió una bestia de carga, y continuo su camino, tan solo con su brújula, hasta llegar al destino final, en donde por fin pudo divisar, lo que se alzaba como un monumento, y era una roca en forma de pirámide.

Todo estaba cubierto por la selva, pero sus ojos experimentados, asi como las indicaciones en el mapa, le dieron el punto exacto, por lo cual se metió dentro del sitio y en un lugar en donde la luz del sol, hacia brillar la piedra, por fin la encontró.

Al tenerla en sus manos, supo que había algún tipo de trampa, para los ladrones, y que si la llegara a mover, todo el monumento se colapsaría, fue hasta llegar a esas instancias, que decidió, dejar todo por la paz.

Dio media vuelta, y salio del lugar, sin contar a nadie de sus aventuras, desde ese día, que tomo la mejor decision, supo que había adquirido sabiduría, por no dejarse llevar por la avaricia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *